Marta Rodríguez encuentra recompensa con su viola en la música clásica por su esfuerzo y sacrificio

Marta Rodríguez tiene 20 años. Ha nacido en Lugo, pero en este momento vive en la ciudad austríaca de Linz, en donde completa sus estudios de viola. Se formó en el Conservatorio Profesional de Música de Lugo y la Anton Bruckner Universität. Todo lo que sabe de música y de la viola, su instrumento, se lo han inculcado Diego Segade y Predrag Katanic.

¿Qué significa la música clásica para ti? 

La forma de expresión más pura y natural. Sobre todo es fantástica la sensación de tocar en grupo y hacer música juntos.

¿Quién te enseñó a ver algo diferente en la música clásica o fuiste tú sólo el que descubriste la música clásica como algo especial? 

Para empezar todos y cada uno de los profesores que han influenciado mi manera de ver la música, pero evidentemente, siempre existe una ambición que debe nacer en uno mismo.

¿A qué años empezaste a enamorarte de la música clásica? 

Desde muy pequeña siempre he escuchado música clásica en casa. Ya a los 7 años empecé a tocar la viola y a partir de ahí sentí una conexión especial con la música y con el instrumento.

¿Qué influencia han tenido tus padres para que veas en la música un camino profesional como músico? 

Mis padres me han apoyado durante toda mi carrera musical. El tomar la música como algo profesional solamente ha sido un paso más.

¿Qué es lo que te atrae de la música clásica? ¿En dónde aprecias que la música clásica es más especial que cualquier otra para ser interpretada? 

De la música clásica me atrae todo. La variedad de sentimientos que puede transmitir.

¿Cuál es el autor que más te gusta interpretar? ¿Por qué? 

Todos los compositores tienen algo especial, pero si tuviera que elegir uno, diría Bach, porque de alguna manera aúna todo lo que la música significa para mí.

Háblanos del instrumento que tocas. ¿Cuál es? ¿Por qué te gusta? 

La viola. Me encanta, tiene un sonido muy personal y humano.

¿Alguna vez has pensado en componer tu propia música? ¿Lo has intentado? 

La verdad es que nunca lo he pensado, pero por qué no! Tengo mucho tiempo todavía para poder intentarlo.

¿Qué mensaje le enviarías a otros chicos jóvenes para que escuchen más música clásica y, sobre todo, que vayan a veros a los conciertos que organiza Peregrinos Musicales? 

Que existe un universo más allá de las canciones pop que escuchamos todos los días, y que la música clásica puede expresarlo todo, solo hay que tomarse el tiempo necesario y darle la oportunidad de ser escuchada.

Para los jóvenes que os está conociendo ahora y pueden estar pensando en ser músicos como tú, ¿merece la pena dedicar el tiempo a la música clásica? 

Claro que merece la pena! Aunque la música clásica requiere de mucho tiempo y mucho sacrificio, si realmente hay pasión y amor hacia ella, siempre hay recompensa.

¿Qué es lo que esperas de este Festival después de haber sido seleccionado y participando en sus conciertos? ¿Qué importancia le das? 

Es una gran experiencia y una fantástica oportunidad poder tocar en los conciertos, conocer músicos de otros lugares, escuchar otros conciertos…

Si imaginas tu vida como músico…, ¿qué ves o cómo te la imaginas? 

Todavía no lo sé, pero espero que sea tocando en alguna orquesta o grupo de cámara, compartiendo la música con gente que admiro.

¿Te gustaría ser un famoso compositor o instrumentista? 

No creo que la fama tenga que ser un objetivo, sino un resultado de un trabajo muy bine realizado.

¿Te gusta interpretar piezas de famosos autores o te gustan más innovar y probar cosas nuevas o

darle tu propio estilo a las interpretaciones? 

Ambas! No hay cerrarse a nada, todo está bien en su justa medida.

¿Cuál es el siguiente paso en tu carrera musical? 

Actualmente estoy cursando 2º curso de Bachiller, y de momento lo que queda es seguir estudiando y trabajando al máximo.