La creación de contrastes atrae a Tonio Comesaña a la música clásica

Tonio Comesaña tiene 22 años. Nació en O Freixo (Vigo) y actualmente reside en Amsterdam, en los Países Bajos, en donde estudia cómo perfeccionar su música. Toca el clarinete. Su formación la ha recibido en el Conservatorio Profesional de Música de Vigo y en el Conservatorio Van Amsterdam. Como profesores, Tonio destaca a Arno Piters y Hans Colbers en Amsterdam, y, en Vigo, a Felipe González Agell.

¿Qué significa la música clásica para ti?

Es el día a día de mi vida. Empleo mucho tiempo en cosas relacionadas con ella.

¿Quién te enseñó a ver algo diferente en la música clásica? ¿O fuiste tú solo el que descubriste en la música clásica algo algo especial?

No tengo a ninguna figura concreta que me haya supuesto una enorme revelación, pero imagino que mucha gente sí fue influyendo en mí y me ha ido inspirando en mayor o menor medida.

¿Qué influencia tuvieron tus padres para que veas en la música un camino profesional y ser músico?

En ningún momento me echaron para atrás o me incentivaron para hacer otra cosa, me apoyaron con esto, que ya es bastante. Más aún si tenemos en cuenta que no provengo de una familia que tenga raíces en la música, como es tan típico en el mundo de la música clásica, y más aún si tenemos en cuenta que somos una familia obrera, porque todo lo que he hecho para avanzar en mi carrera musical supone un gasto terrible.

¿A  qué años empezaste a enamorarte de la música clásica? 

Pienso que cuando comencé a hacer el grado medio en el conservatorio y asistir a los cursillos de verano. Tendría 15 años en ese momento. 

¿Qué es lo que te atrae de la música clásica? ¿Dónde aprecias que la música clásica es más especial que cualquier otra para ser interpretada?

Es una música con una capacidad de expresión muy grande, con un montón de posibilidades capaz de poder crear contrastes y sensaciones o atmósferas muy concretas.

¿Cuál es el autor que más te gusta interpretar? ¿Por qué?

Me gustan mucho algunos, como Mahler o Strauss por el expresividad y sensibilidad de su música, pero también otros como Ravel o Debussy por el colorido de los sonidos que crean.

Háblanos del instrumento que tocas ¿Cuál es? ¿Por qué te gusta?

Mi instrumento es el clarinete, de la familia del viento de madera. Tiene una variedad de recursos extraordinaria, pero lo que más agradezco de tocar este instrumento es que me ofrece la posibilidad de tocar increíblemente suave, casi  inaudible.

¿Alguna vez pensaste en componer tu propia música? ¿Lo has intentado?

La verdad, no es algo que me ha llamado demasiado la atención hasta el momento.

¿Qué mensaje le enviarías la otros jóvenes nuevos para que escuchen más música clásica y, sobre todo, que os vayan a ver a los conciertos que organiza Peregrinos Musicales?

Que le den una oportunidad, y que abran las fronteras de su mente. Si nunca asistieron a un concierto de música clásica es una experiencia más a tener en la vida.

Para los jóvenes que os están conociendo ahora y pueden estar pensando en ser músicos cómo tú, ¿merece la pena dedicar el tiempo a la música clásica?

Unas veces más que otras. Hay momentos mágicos e indescriptibles a nivel emocional, con un sentimiento de conexión con otra gente que no podrías vivir de ninguna otra manera. El problema es que se paga a un precio altísimo: mucha presión, constancia, frustración y estrés.

¿Qué es lo que esperas de este Festival después de ser seleccionado y participando nos sus conciertos? ¿Qué importancia le das?

La verdad es que tengo muchísimas ganas de estar, marché para Amsterdam hace ya tres años y llevo mucho tiempo con la cuenta pendiente de querer tocar en Galicia delante de gente conocida que aún no me vio nunca en un concierto.

Si imaginas tu vida como músico…, ¿Qué es lo que ves o cómo te la imaginas? ¿Te gustaría ser un famoso compositor o instrumentista?  

Paso a paso… y no sé hacia dónde va mi camino ni dónde finalizará o donde quiero que termine.

¿Te gusta interpretar piezas de famosos autores o te gustan más innovar y probar cosas nuevas o darle tu propio estilo a las interpretaciones?

Ser famoso me es indiferente, el objetivo sería más bien sentirme realizado.

¿Cuál es el siguiente paso en tu carrera musical?

Sobre el repertorio: toco de todo, desde las obras más típicas hasta otras que apenas conoce la gente. Sobre la interpretación: una cosa no quita a otra. Siempre toco como yo lo siento o como yo lo encuentro más natural, y eso implica que en mis interpretaciones siempre va a haber un toque personal.