Artur Krischyan apasionado del folclore armenio adaptado a la música clásica

Artur Krischyan tiene 14 años y es natural Moscú, ciudad en la que sigue residiendo en la actualidad. El joven músico acude al Festival Peregrinos Musicales para tocar con su violín. Se ha formado principalmente en la Escuela de música infantil de la Escuela de música académica del Conservatorio Estatal de Moscú Tchaikovsky. La profesora que se ha encargado de enseñarle todo lo que sabe sobre el violín es Tatyana V. Balashova.

¿Qué significa la música clásica para ti? 

La música clásica es un código cultural que une a las personas de diferentes nacionalidades con diferentes culturas. Para mí, la música clásica es una oportunidad para expresarte como persona en un idioma que sea comprensible para todos.

¿Quién te enseñó a ver algo diferente en la música clásica o fuiste tú sólo el que descubriste la música clásica como algo especial?

Mis padres y mis maestros me ayudaron a comprender que la música clásica es un género gracias a que puedes expresar tus pensamientos y sentimientos que no se pueden expresar de otra forma.

¿A qué años empezaste a enamorarte de la música clásica? 

Desde la infancia. Uno de mis primeros recuerdos más brillantes es cuando mi hermano mayor estaba estudiando Partita de Bach.

¿Qué influencia han tenido tus padres para que veas en la música un camino profesional como músico? 

Mi familia ha tenido una gran influencia en mí en esto. La madre es pianista, el padre es violinista y el hermano mayor es violinista y arreglista. Estoy rodeado de música clásica desde el nacimiento.

¿Qué es lo que te atrae de la música clásica? ¿En dónde aprecias que la música clásica es más especial que cualquier otra para ser interpretada? 

 Todo mi estilo de vida me conecta con la música clásica. Mis estudios, mi familia, mi entorno y la participación en festivales, concursos, conciertos, todo esto está estrechamente relacionado con la música clásica.

¿Cuál es el autor que más te gusta interpretar? ¿Por qué?

La música clásica es eterna y no está influenciada por la moda. Amo a muchos compositores – Mozart, Beethoven, Bach y otros. Pero Komitas es particularmente querido: un compositor, folclorista, cantante y director de coro armenio. Gracias a Komitas, la música armenia se ha convertido en una fuente de gran inspiración para mí.

Háblanos del instrumento que tocas. ¿Cuál es? ¿Por qué te gusta? 

Toco el violín del maestro francés del siglo XIX León Bernardel, París. El timbre de mi violín es oscuro en registro bajo, suave en promedio y brillante en la parte superior. Cuando lo cogí, me di cuenta de que era mi instrumento, en el que podía expresar plenamente mis emociones y mis sentimientos.

¿Alguna vez has pensado en componer tu propia música? ¿Lo has intentado? 

Todavía no he pensado en componer mi propia música, ya que mi hermano mayor hace sus propios arreglos y actuamos juntos.

¿Qué mensaje le enviarías a otros chicos jóvenes para que escuchen más música clásica y, sobre todo, que vayan a veros a los conciertos que organiza Peregrinos Musicales?

Que en mis actuaciones representaré la cultura de varios grandes compositores y mostraré mi comprensión y actitud hacia su arte.

Para los jóvenes que os está conociendo ahora y pueden estar pensando en ser músicos como tú, ¿merece la pena dedicar el tiempo a la música clásica? 

Por supuesto, ya que la música clásica desarrolla el nivel cultural de una persona y su percepción del mundo que le rodea.

¿Qué es lo que esperas de este Festival después de haber sido seleccionado y participando en sus conciertos? ¿Qué importancia le das?

Me gustaría familiarizarme con la cultura de España, conocer a otros participantes del festival. La participación en este festival es muy importante para mí, ya que me da la oportunidad de presentar la música de los grandes compositores armenios.

Si imaginas tu vida como músico…, ¿qué ves o cómo te la imaginas? 

Tengo muchas ganas de seguir estudiando en universidades profesionales para convertirme en un músico profesional que podría, a través de su visión de la música y su actuación, brindar felicidad y alegría a las personas.

¿Te gustaría ser un famoso compositor o instrumentista? 

Probablemente, me gustaría convertirme en un famoso instrumentista. Pensaré en componer más tarde. Ahora tengo la tarea de dominar todas las habilidades técnicas del instrumento: el violín, gracias al cual puedo expresar plenamente mis sentimientos.

¿Te gusta interpretar piezas de famosos autores o te gustan más innovar y probar cosas nuevas o darle tu propio estilo a las interpretaciones? 

Creo que gracias a la interpretación de obras de compositores famosos, desarrollo el gusto y el pensamiento musical correcto, lo que me ayuda a encontrar mi propio estilo de interpretación.

¿Cuál es el siguiente paso en tu carrera musical? 

El año que viene quiero ingresar al Colegio Académico de Música sujeto al Conservatorio de Tchaikovsky en Moscú. Tchaikovsky para una mayor educación musical, donde estudiaré durante 4 años.