Abi Smeu llega al Festival Peregrinos Musicales con su inseparable violín

Abi Smeu tiene 17 años. Es un músico nacido en Santiago de Compostela, aunque ahora vive en Sigüeiro (Oroso). Acude a este festival con su inseparable violín. Su formación musical ha transcurrido entre la Escuela de Altos Estudios Musicales y el Hochschule für Musik Saar (Alemania), destacando como profesor en la parte de violín a Grigori Nedobora.

¿Qué significa la música clásica para ti?

La música clásica es el centro de mi vida, y es igual de importante que poder respirar, por ejemplo.

¿Quién te enseñó a ver algo diferente en la música clásica, o fuiste tú sólo el que descubriste la música clásica como algo especial?

Todos mis maestros me ayudaron a comprender realmente lo que es la música clásica y darme cuenta que sin la música clásica la humanidad sería mucho más pobre.

¿A qué años empezaste a enamorarte de la música clásica?

Con 14 años ya fui consciente de que iba a ser parte de mi a lo largo de toda mi vida

¿Qué influencia han tenido tus padres para que veas en la música un camino profesional como músico?

Me han ayudado y guiado muchísimo y me han abierto siempre el camino, para saber por donde ir.

¿Qué es lo que te atrae de la música clásica? ¿En dónde aprecias que la música clásica es más especial que cualquier otra para ser interpretada?

La música clásica, aún llena de rigor en su construcción y composición armónica es, paradójicamente, muy abierta a distintas interpretaciones y cada uno se puede manifestar conforme a su propia personalidad, sin miedo a equivocarse. Hay que tomar riesgos y a poner tu huella en la música que estás interpretando, sino esto sería muy aburrido.

¿Cuál es el autor que más te gusta interpretar? ¿Por qué?

Es imposible nombrar solamente uno. Bach, Mozart, Shostakovich, Stravinski, Franck, Debussy, Shubert, Brahms… Cada uno de ellos me aporta sensaciones o emociones distintas e indispensables para mí.

Háblanos del instrumento que tocas. ¿Cuál es? ¿Por qué te gusta?

El violín – el rey de los instrumentos – me encanta por su riqueza de colores, por el ámbito tan grande que abarca, y por el vasto repertorio compuesto para él.

¿Alguna vez has pensado en componer tu propia música? ¿Lo has intentado?

No.

¿Qué mensaje le enviarías a otros chicos jóvenes para que escuchen más música clásica y, sobre todo, que vayan a veros a los conciertos que organiza Peregrinos Musicales?

Les explicaría que la música clásica, puede gustar a todo el mundo, si no la escucha sin prejuicios y tiene la inteligencia de dejarse conquistar. Solamente hay que dejarte llevar.

Para los jóvenes que os están conociendo ahora y pueden estar pensando en ser músicos como tú ¿Merece la pena dedicar el tiempo a la música clásica?

La música clásica es uno de los grandes valores de la humanidad y, sobretodo hoy en día, debido a la revolución técnica e industrial, necesitamos el arte, en todas sus formas, más que nunca quizás.

¿Qué es lo que esperas de este Festival después de haber sido seleccionado y participando en sus conciertos? ¿Qué importancia le das?

Espero que el FPM pueda llegar a cuantos más jóvenes y dejar huella en sus consciencias y la percepción de la música clásica.

Si imaginas tu vida como músico…, ¿qué ves o cómo te la imaginas? ¿Te gustaría ser un famoso compositor o instrumentista?

Me gustaría ser un muy buen músico y un muy buen violinista y tener la oportunidad de tocar un violín extraordinario, como Stradivarius, por ejemplo..

¿Te gusta interpretar piezas de famosos autores o te gustan más innovar y probar cosas nuevas o darle tu propio estilo a las interpretaciones?

Me gusta dar mi propio estilo a piezas clásicas, ya consagradas y conocidas; me gusta primero aprender como se tocan, cual es la tradición, y luego olvidarlo todo y manifestar mi propia personalidad.

¿Cuál es el siguiente paso en tu carrera musical?

Convertirme en estudiante en la Hochschule für Musik Saar, Saarbrücken, Alemania, clase Prof. David Grimal